Alimentación

Recuerda: Somos lo que comemos

La alimentación y el Huevo



Se deben realizar esfuerzos para ofrecer la correcta alimentación a las gallinas, aportándoles los nutrientes que necesitan en cada momento.

En base al tipo de alimentación se pueden dar diferentes efectos en cada parte del huevo:

Efectos en la yema

En función de la alimentación de las gallinas, se dan grandes diferencias en la yema, tanto en su composición, como en la consistencia y color. La yema posee un elevado porcentaje de lípidos en su composición, lo cual implica que el color de la misma se verá modificada en base a la asimilación de pigmentos liposolubles. Por este motivo hay yemas de colores que van desde el amarillo pálido hasta el naranja fuerte. Por ejemplo, el maiz ofrece otorga un color más fuerte a la yema.

Efectos en el albumen

El albumen de calidad se identifica por su consistencia. La cual es directamente proporcional a la frescura del huevo, edad de la gallina, e incluso al tipo de pienso que ingiere, ya que la consistencia del albumen puede variar si en los piensos hay contaminación de metales como el magnesio.

Por otro lado, si la gallina sufre una reducción de la ingesta de proteína en su dieta, se produce un efecto positivo que incide directamente en la consistencia del albumen. Algunas fuentes de proteínas que mejoran esta consistencia son las harinas de carne y alubias.

Efectos sobre la cáscara

La calidad de la cáscara se mide en el espesor de la misma.

La cáscara de los huevos está constituida por casi un 95% de carbonato cálcico, El ión carbonato procede directamente de la difusión del CO2 de la sangre hacia la glándula de la cáscara. Esta difusión está directamente relacionada con la presión, por lo que a mayor altitud de puesta, se formarán cáscaras con espesores mayores, con lo que se concluye que este ión no es afectado por la alimentación.

Lo contrario le sucede al ión cálcico, el cual depende directamente de la alimentación que reciba la gallina, siendo necesario un aporte extra de calcio en los piensos que se les da.

La alimentación de nuestras Gallinitas


Principalmente, nuestras gallinas diariamente comen su ración de trigo ecológico, maiz ecológico y piensos compuestos ecológicos. Todos estos nutrientes están certificados con el sello en ecológico correspondiente, lo cual incide positivamente en los huevos que ponen nuestras gallinas.

Dicho de otra forma, los únicos piensos y cereales que comen son adquiridos a empresas certificadas en producción ecológica, lo que garantiza una mayor calidad, bienestar y salud en nuestras gallinitas.

Realmente, implica un mayor coste económico adquirir piensos ecológicos que piensos no ecológicos, pero la calidad y el sabor de los huevos, así como la salud de las gallinas, son razones de peso para seguir con este tipo de alimentación.

Alimentación complementaria a los piensos ecológicos

Además de los piensos y cereales ecológicos, las gallinas disfrutan todos los días de vegetales de temporada que cultivamos en nuestras huertas. Todos los alimentos que se producen están cultivados según la filosofía de la agricultura biodinámica, que es un método de agricultura ecológica que trata a las huertas como organismos complejos.

De esta forma, se producen productos excelentes y de calidad, dado que nunca se emplean fertilizantes artificiales y pesticidas y herbicidas tóxicos, sino que se usan preparados vegetales y minerales como aditivos de compost y aerosoles para la tierra, y todo según el calendario de siembra basado en el movimiento de los astros, con origen en las teorías de Rudolf Steiner.

//]]>